Presentación cortometraje “Alto el Juego” en Uruguay

El director y guionista uruguayo Walter Tournier, presentó oficialmente el cortometraje Alto el Juego “en memoria de las infancias robadas por las guerras”. Este cortometraje fue realizado con la técnica Stop motion, y hace un homenaje a todos los niños, niñas y adolescentes que son víctimas de los conflictos armados en el mundo y poner en relieve el tema de la naturalización de la guerra en la vida de niños, niñas y adolescentes.  

Luego de la presentación Tournier invitó a destacadas personalidades vinculadas con la protección de los derechos de la infancia y la adolescencia a participar en un conversatorio y exponer sus puntos de vista sobre el cortometraje.

Entres los invitados se encontraba el Coordinador del Área Jurídica del IIN, Esteban de la Torre quien manifestó que esta película permite reflexionar sobre la banalización de la guerra y la violencia, como un factor que hace parte de la cotidianidad de NNA.“En la región no hay, no existen guerras como las que se muestran en el video, sin embargo, existen millones de niños de la región que viven en violencia. El video tiene esa capacidad de ofrecer una reflexión desde muchos ámbitos, no sólo el de la guerra”

Unos de los miembros del Comité de los Derechos del Niño ante la ONU, Luis Pedernera, planteó su posición desde las consecuencias que deja la guerra en la vida de los NNA y que a pesar de que existe suficiente protección jurídica enfocada en la infancia, los niños que aún se encuentran inmersos en la guerra siguen desprotegidos y son las víctimas principales.

Por su parte, el Profesor Julio Arredondo, Secretario del Movimiento Educadores por la Paz de Uruguay, resaltó la importancia de anular el imaginario social de la guerra como un juego, porque precisamente el juego es un agente de socialización cultural, “si admitimos la guerra como un juego estamos admitiendo, estamos legitimando, estamos naturalizando las guerras, y las estamos banalizando”. El Capitán de Navío Ricardo Barboza, quien participó en Misiones de Paz en Camboya, Congo y Haití, señaló que generalmente el eslabón más débil en situaciones de conflicto son los niños, por lo que felicitó a los productores y colaboradores de este proyecto resaltando la importancia de que todos se unan a esta causa.

El evento concluyó con algunas reflexiones del público y el agradecimiento del Director por su presencia y participación, así como también por el respaldo y colaboración de todos aquellos que contribuyeron a la realización del corto.